American Gothic (1ª Temporada)

Nos gustan una jartá las obras y el ocio de misterio y suspense; cine, series, juegos de mesa, escapes en vivo,…

Cuando sale alguna serie de ese género, como es lo que nos ocupa hoy, tendemos a darle una oportunidad. Muchas se quedan en el camino tras algunos capítulos, y no porque sean malas, sino porque no nos enganchan. ¿Qué nos ha pasado con American Gothic?

American-Gothic.jpg

Creación: Corinne Brinkerhoff
Elenco: Anthony Starr, Virginia Madsen, Juliet Rylance, Justin Chatwin, Elliot Knight, Megan Ketch, Stephanie Leonidas, Gabriel Bateman, Jamey Sheridan.
Producción: Shauna Jamison, Anna Beben, Michael Pendell
Cadena: CBS (En españa emitida por AMC)
Capítulos: 13
Duración: 40′-43′

Los Hawthorne son una familia próspera y adinerada que vive en una gran mansión. El padre levantó su fortuna con la construcción y obras públicas; la madre es controladora, pero no de vuelo, sino persona que está encima de todo; una hija se presenta a la alcaldía de Boston; otra hija está casada con un poli, cosa muy conveniente para la trama pero que para nada es un parche; un hijo artista que dibuja tebeos y además es bastante yonqui y tiene un hijo con unas inquietudes muy inquietantes; y por último el hijo mayor, Garret.
Tras sufrir el padre un episodio coronario, se destapa un asunto muy turbio que vincula a la familia con el “Asesino de la campanilla”, un asesino en serie de miembros de las altas esferas, pero hace años que está inactivo.

Tras su a priori engañoso logotipo e imagen de presentación que nos evocan quizás algo más paranormal, American Gothic tuvo algo desde el principio que nos mantuvo interesados, aunque sin pasión. Pueden ser sus casi imperceptibles detalles, de sutilísima comicidad unos y otros más patentes pero más despistantes, quizás demasiado gratuitamente; o el tratamiento de los personajes, no excesivamente profundo pero con una construcción muy efectiva que marca claramente sus perfiles; o su tempo no excesivamente trepidante pero carente de tiempos muertos; o su trama no muy compleja pero lo suficientemente intensa.

Voy a desgranar esto un poco.

Las secuencias están salpicadas de ciertos planos engañosos que no son importantes para el desarrollo ni entendimiento de la trama, pero añaden a la narrativa un puntito de frescura, y si no estás atento te los pierdes. Pongamos uno de los múltiples ejemplos que nos encontramos a lo largo de la temporada.

Garret llega a la que fue su casa y de la que lleva tiempo ausente viviendo en el bosque después de que ocurriera algo que se esmera en no contar.
La primera vez que lo vemos en plano, aparece delante delante de este impresionante auto de estilo norteamericanísimo que le da un cariz de machote rudo, curtido y solitario pero presumiblemente vulnerable. La conjunción de la apariencia, de la actitud de ambos, Garret y coche, incluso en la gama de colores, recrea una comunión esencial entre el hombre y su buga.

Captura de pantalla 2016-12-22 a la(s) 02.25.34.png

El hombre y su buga. ¿Vale?

Ahí os lo dejo para que descubráis cómo acaba esta secuencia por vosotros mismos.

Las interpretaciones están marcadas por la regularidad. Son efectivas y raramente flaquean.
La experiencia de Virginia Madsen se nota. No es una actriz que me encandile, pero su interpretación es sólida y acompaña perfectamente al perfil del personaje de madre que se toma muy en serio su labor cohesionadora y preservadora de la prosperidad familiar.
Garret y Alison (la candidata a la alcaldía) son los otros dos personajes principales que soportan mayor peso dramático, y sus respectivos actores (Anthony Starr y Juliet Rylance) los defienden sin que parezca mérito de la dirección, sino puramente de su actoraje.
Tessa, la menor de los hermanos, y Cam, el artista yonki, (Megan Ketch y Justin Chatwin) tienen un tratamiento actoral más ligero con algún repunte de profundidad en el momento que debe ser. Con esto no quiero decir que sean personajes prescindibles, no lo son; además su existencia justifica una red de relaciones bien amalgamada.
Éstos personajes no son los únicos ingredientes importantes del pastel, hay un elenco de secundarios que suponen nexos importantes en la trama. Entre ellos caben destacar tres; el padre, Mitchell Hawthorn, interpretado con todo su buen hacer por Jamey Sheridan; Sophie (Stephanie Leonidas), esposa de Cam y lastre para su adicción; y Brady Ross (Elliot Knight) el poli marido de Tessa, de principios férreos y que está entre los intereses de la familia y esos principios. ¡Ah, sí!, no nos olvidemos del niño inquietante, Jack (Gabriel Bateman).
Hay otros papeles secundarios y recurrentes que no afectan al desarrollo de la historia de forma concluyente, pero que aportan interés narrativo. Entre portagonistas, secundarios y recurrentes, tiene un número de personajes nada incómodo para el espectador, ni por exceso ni por defecto.

Slider_personajesAmericanGothic-seccion.png

Alison, Garret, Madeline, Cam, Tessa, Brady, Sophie y Jack.

La historia es bastante interesante. La intensidad de sus giros es la suficiente para que te apetezca seguir viéndola, y cuando has terminado de hacerlo, te percatas de que han pasado por muchos registros y ámbitos diferentes de una forma muy natural y casi sin darte cuenta. Intrigas políticas, agridulces asuntos familiares, tragedias que no llegan a serlo por los pelos, otras que sí llegan a serlo, destellos cómicos, historias paralelas  pero que explican y justifican sin irse por los cerros de Úbeda, etc.

Todo lo anterior está acompañado por una, a mis ojos, destacable fotografía y unos movimientos de cámara muy sugerentes con perspectivas bien plantadas.

Lo voy a dejar aquí. No quiero contaros demasiado y que se me escape algo si finalmente os decidís a darle una oportunidad; igual no ha conseguido destacar por nada, pero su conjunto se nos antoja placentero y es por ello os recomendamos que se la deis.
Tan sólo diré para acabar que tiene un final bien cerradito y os dejará satisfechos. No deja cabos sueltos, aunque alguna cosilla deja en el aire para alimentar la vida externa de la historia en nuestra imaginación. Además, si os da pereza engancharos a otra serie más, no debéis temer, puesto que la CBS ha anunciado que no habrá segunda temporada al no alcanzar los números de La Cúpula, serie que curiosamente a nosotros sí nos parece un pestiño.

Y nada más. Muchas gracias por leernos y os invitamos a que nos sigáis en nuestras redes YouTube, tuíter, féisbug e Instagram.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s