Ouija

imagen-producto-ouija-1.jpg

A medida que adquirimos experiencia en los escapes en vivo, buscamos vivencias con un valor añadido cada vez más contundente; ese toque diferenciador que nos haga mantener la expectación y capacidad de maravillarnos que teníamos la primera vez; eso a lo que, en el rato de reflexión posterior a la salida del confinamiento, estemos dándole vueltas y comentando sin querer dejar de hablar de ello.

Ya hicimos una reseña de Jigsaw, obra de la productora especializada en terror Horror Box. Si la habéis leído, comprenderéis que confiáramos casi ciegamente a la hora de reservar para este otro escape de su creación, Ouija, a pesar de la susceptibilidad sobre estos temas de la mitad femenina de nuestro equipo.

Para meteros en situación, os explicaré unas cosillas.

¿Qué es la Ouija o Güija? La Ouija es una tabla en la que hay plasmados un abecedario completo, una numeración del 0 al 9, un Sí, un No y la palabra adiós. Su nombre procede de Oui, en francés, y Ja, en alemán. Con ella se pretende establecer contacto con entes y espíritus del más allá mediante un puntero llamado planchette, un vaso o una copa, y se le achaca la peligrosidad de ser una puerta por la que pueden entrar fuerzas malignas en nuestro mundo si se usa indebidamente. Otros de sus nombres son tabla parlante o tablero de bruja.

En 1.966, la celebérrima empresa Parker Brothers compró sus derechos para comercializarla como juego de mesa.

Os rogamos encarecidamente que leáis sobre el experimento Bayou.

Pero vamos al turrón.

2 a 6 jugadores
Más de 16 años
60 minutos de duración
60€ para 2 a 4 jugadores, 75€ para 5 y 90€ para equipos de 6 jugadores

Como ya he dicho, casi a ciegas por la confianza que nos provocan experiencias pasadas con Horror Box, decidimos reservar fecha para este escape lo antes posible. Si queréis ir en fin de semana, reservad con bastante antelación u os quedará un margen de horas disponibles muy reducido.

Hablaré en tiempo presente para expresarme mejor.

Nos recibe un chico vestido normal con una camiseta de Jigsaw, con una cara normal, una voz normal,… todo muy normal.

A veces si hay algún grupo en el otro escape, se tiene la oportunidad de ver al equipo de control inmersos en sus pantallas, como el ojo que todo lo ve, controlando el destino de los participantes. Eso no es tan normal. Dan miedito.

Pero hablando de miedito, continuemos.

Para entrar, pasamos junto a lo que puede ser nuestro fatídico destino. No digo más.

Pasamos por una puerta y entramos en un recibidor, una estancia muy pequeña. La ambientación, aunque decimonónica nada recargada, me transporta desde ese momento. El papel pintado es perfecto, y le otorga ese aire de casa distinguida pero inquietante.

El chico nos explica cómo se les ocurrió hacer ese escape, de una forma muy normal. Después, nos comienza a decir cosas que empiezan a sonar raras, pero las dice de una manera… muy normal.

Nos invita a que cerremos los ojos y nos hace un bonito y curioso juego, de esos que los “suprarracionales” menospreciarán, pero que temáticamente está muy bien dónde y cómo está. Soy actor e ilusionista de profesión, así que creo saber por qué lo digo.

Es hora de entrar en la primera estancia del juego. El chico continúa su explicación muy normal contándonos un perturbador sistema de cómputo del tiempo que nos queda para salir, entra con nosotros, cierra la puerta y, ya, desde ese momento, nada será normal.

El juego comienza y lo hace por todo lo alto, cargado de tema, estableciendo la trama y sumergiéndonos en la narrativa.

Resolvemos la primera estancia y, al pasar a la segunda, giro un recodo y me paro, me quedo boquiabierto por la imagen que tengo delante, alucinado por el mimo y el gusto excelso de quien ideara la ambientación y de quien la llevara a cabo.

A partir de ahora, la intensidad del juego irá en aumento. Vamos adentrándonos en la casa y nos enfrentamos a acertijos y rompecabezas no excesivamente complicados, y quiero hacer hincapié en el no excesivamente, pero que están ideados para no permitir que nos salgamos del tema y sigamos inmersos en la trama; una trama clara y coherente.

La mezcla de pruebas físicas e intelectuales nos mantienen activos a todos los niveles, y eso me encanta. Los acontecimientos y ese pertubador sistema de cómputo cronológico nos mantienen alerta, en tensión. Los gritos de las chicas de nuestro equipo no ayudan, pero forman parte y enriquecen el drama.

Los estímulos comienzan a crecer de forma exponencial y eso hace que la concentración necesaria para resolver ciertas pruebas sea más esquiva.

Nos acercamos casi al final, momento en que, desde su planteamiento, pasando por su ubicación, su desarrollo y terminando por su resolución, llevan la trama a su punto álgido de forma espectacular.

Sólo queda salir… bueno, decir sólo es poco decir, porque la salida es el colofón que cierra esta historia con una frase que, en ese punto, tan metido en la trama como estaba, me provocó un sentimiento de empatía hacia los protagonistas de esta ficción, una sensación que me dibujó una sonrisa, casi como si hubiera encontrado algo de paz.

…pero ¿habíamos esquivado nuestro fatídico destino?

Ouija.jpg

Iré cerrando con algunas conclusiones.

Nuestra recomendación es para grupos de cuatro, cinco como mucho. Las estancias no son grandes, los pasillos son algo estrechos y, aunque en las especificaciones pone de 2 a 6, un número alto de jugadores en el equipo puede entorpecer el tráfico.

La distribución de las pruebas (acertijos y rompecabezas) es bastante lineal, esto es que no vais a tener muchos frentes abiertos. Este planteamiento ayuda al seguimiento de la historia y a estar atento a los estímulos. Hay otros escapes cuyo planteamiento es más ramificado y tendréis muchos acertijos o rompecabezas activos a la vez y, de hecho, es en eso en lo que suelen basar su “atractivo”; en Ouija eso desvirtuaría la experiencia.

Ouija es un juego intenso como pocos, no apto para cardíacos (en serio), con una ambientación extraordinariamente inmersiva tanto escenográfica como argumental y audiovisualmente.

Todo esto, sumado a la profesionalidad que desprenden los chicos de Horror Box, hacen que Ouija pase a la cabeza de los escapes favoritos de Funattic Channel.

Anuncios

Un comentario en “Ouija

  1. tutu dijo:

    Buena reseña, no sabia que también estabas metido en los juegos de escape. A ver si podemos hacer el Ouijja, o el Jigsaw, aunque tengo uno del grupo que es bastante…cardiaco…y faena nos cuesta convencerle, de momento no hemos encontrado fechas, a ver más adelante.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s