CO2

 

pic1350204.jpg

 

  • Diseñado por Vital Lacerda (Vinhos, Kanban, The Gallerist)
  • Ilustrado por Paula Simonetti (Strada Romana), Giacomo Tappanier
  • Editado por Giochix.it y Stronghold Games
  • 1 a 5 jugadores
  • Más de 12 años
  • 120 minutos por partida

20160611_211646.jpg

 

He de confesar que, aunque conocía algunos, nunca había jugado un Vital Lacerda. Este hombre es famoso por hacer juegos duros y de calidad. Danny Medina de LudoSentinel nos pasó su copia para que le diéramos un tiento.

Hacía unos días que había tenido una conversación con Murdockus sobre cómo se mide la dureza de un juego; Murdock es el tío que más juega de España, así que siempre está bien charlar con él. Él sostenía que la dureza, o el peso como también se le llama, está en la complejidad y longitud de las reglas. Yo, sin embargo, pienso que hay varios factores que afectan y que, si bien la complejidad de reglas es uno de ellos, también lo es la exigencia intelectual a la que el juego te someta. Quiero decir que, siempre con unos límites, un juego exigente pero con reglas no del todo complejas puede ser duro a mi modo de ver, tanto o más que un juego con reglas complejas o largas pero que al final sus mecanismos son muy llevaderos. También sopeso otros factores como la cantidad de opciones para decidir y la cantidad de decisiones que tomar, que puede parecer lo mismo pero no lo es.

Como ejemplo pondré Five Tribes, un juego cuyas reglas no son excesivamente complejas aunque tampoco catalogaré de familiares, pero que durante el desarrollo de la partida huele a neurona frita. He oído a muchos decir que el juego de las cinco tribus es un medio ligero; a mí me exige bastante, máxime cuando me gusta trabajar contra el bloqueo mental e intento pensar en todas las opciones en el menor tiempo posible, así que no puedo estar de acuerdo.

Dicho esto, las reglas de este CO2 del Sr. Lacerda son ciertamente algo complejas, nos llevan a un desarrollo de juego fluido y comprensible con una exigencia intelectual bastante alta.

Calibrando los parámetros expuestos anteriormente, diré que nos pareció durete. Si queréis una referencia, la primera impresión no es de ser tan duro como Mombasa nos pareció en su primera impresión, pero ahí ahí está. También he de decir que CO2 lo jugamos a 2 y Mombasa a 4 jugadores, cosa que obviamente influirá.

Un arte original, aunque en los estantes de una tienda no llamaría la atención de posibles compradores, predominando el blanco y los colores pastel, y una preparación coherente con la complejidad y todo lo que después tendremos que llevar adelante, es lo que nos encontraremos sobre la mesa cuando nos enfrentemos a este euro.

El tema es genial. En CO2 tenemos que sustituir las fuentes de energía contaminantes con fuentes renovables, ecológicas y sostenibles para bajar el nivel de contaminación del planeta, pero cumpliendo con las exigencias energéticas de los cinco continentes porque, si no las cumplimos, esa carencia será suplida con plantas de fuentes contaminantes y eso hará que el nivel de CO2 en el planeta suba; si la contaminación es muy alta, en cada ronda se desencadenará un evento desastre que afectará a una zona del planeta y los culpables tendrán que rendir cuentas; si sube demasiado nos iremos al garete todos, TODOS, y éste es uno de los intríngulis atractivos del juego: es un juego competitivo, pero tarde o temprano los contrincantes tendrán que aunar esfuerzos para poder seguir adelante.

En nuestro afán por mejorar el mundo, enviaremos científicos a conferencias internacionales para hablar sobre sus especialidades en el campo de la energía y así conseguiremos prestigio.

20160611_211625.jpg

En un único círculo, conferencias, plantas construibles y mercado de Permisos de Emisión de Carbono.

 

Un poco de gestión económica, de recursos, cartas de objetivo y control por mayorías se suman a lo anterior para hacer de CO2 un señor juego con mecanismos muy bien engranados, fluido, tenso y, según tu sensibilidad, hasta con cierta implicación emotiva.

Pero repito, duro. Absténganse suegras, cuñados, perezosos de pensamiento, deficitarios de atención y propensos a la parálisis por análisis.

Imagino que su mejor número no es a 2, pero ya tiene un hueco en nuestras estanterías esperándolo, así que en cuanto se ponga a tiro caerá.

Y nada más. Muchas gracias por leernos. Pásate por nuestros canales de YouTubeTuíterFéisbug e Instagram.

Anuncios

2 comentarios en “CO2

    • nanomarquez dijo:

      Eso hemos oído nosotros también, que es el menos duro de los cuatro. Como ya digo, el desarrollo es muy fluido y comprensible, pero está muy lejos de ser ligero.
      Creo que lo disfrutarás.
      Un abrazo, Iván.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s